domingo, 27 de abril de 2014

La obra de Viviana Silva sobre los desaparecidos saharauis llega a Chile


La artista Viviana Silva lleva hasta Santiago de Chile los nombres de lxs desaparecidxs saharauis bordados sobre turbantes en colaboración con mujeres y jóvenes saharauis, en la exposición de su proyecto “Repasos. Los desaparecidos del Sahara Occidental”, desarrollado para ARTifariti 2011.




"La obra, que actualmente forma parte de la colección de arte contemporáneo del Ministerio de Cultura de la RASD, consta de una instalación de turbantes bordados con los nombres de los desaparecidos, obra realizada a mano y colectivamente junto a mujeres y hombres saharauis, mediante la cual se recuerda a quienes han desparecido, además de plantear una metáfora sobre los hilos de la memoria, la costura de las heridas y el tejido de la historia. Acompaña a estas telas, una serie fotográfica documental de esa experiencia, constituyendo una pequeña cartografía del conflicto y del proyecto, del proceso y del contexto en que se desarrolló la obra". Juan Pablo Witto 



VINCULOS ENTRE DESAPARECIDOS SAHARAUIS Y CHILENOS


Tras la exposición en Estación Mapocho, Silva prepara su nuevo trabajo realizados con las familias de los desaparecidos durante la Operación Colombo (Chile, 1975). Así explica la artista el vínculo entre ambos proyectos en una entrevista de Isis Díaz López.

"Repasos, fue una experiencia de tal compromiso, emoción y cercanía con la gente, que me llevó a desear volver a trabajar de este modo, inmersa en este tipo de prácticas artísticas contemporáneas, sólo que esta vez, trabajando con mi país, lo cual era una deuda personal que sentía desde hace un tiempo. Y a su vez, adoptando en ambas piezas, nuevas formas de generación del "archivo de la experiencia", lo cual es parte de mi investigación también de tesis doctoral que desarrollo actualmente. Y aunque es indudable que además de compartir una forma de operar en el arte, comparten también conceptualmente el hecho de trabajar con el tema de los desaparecidos, el tejido social, y sobre todo, con hilar en la memoria, tienen también sus diferencias y, sobre todo, sus propias reflexiones"


miércoles, 26 de febrero de 2014

Catálogo de ARTifariti 2012

jueves, 5 de diciembre de 2013

Presentación de "MEMORIAS NÓMADAS" en Casa Sahara




El jueves 12 de Diciembre en CASA SAHARA AMINETU HAIDAR se presenta el libro "MEMORIAS NÓMADAS. Dolor y resistencia en el Sahara Occidental" de Carlos M. Beristain, Alonso Gil y Federico Guzmán.

Las historias y dibujos de este libro nacieron de un proceso de investigación sobre violaciones de derechos humanos en el Sahara Occidental. Las mujeres y hombres saharauis dan lecciones de sabiduría y de coraje. Se cuentan historias tejidas con dibujos que las abrazan, las acarician o las gritan. Algunos se dibujaron mientras se tomaban los testimonios; otros nacieron del diálogo con las voces y reflexiones de aquella gente. Ese diálogo es también una invitación a las personas que lo comparten ahora. A usted. A ti.

En el acto participarán, junto a un defensor saharaui de Derechos Humanos, Alonso Gil y Federico Guzmán, el doctor en Medicina Antonio Martínez y la arteterapeuta Mariantonia Hidalgo. Gil, Guzmán, Martínez e Hidalgo forman el grupo de observadores de Derechos Humanos de la AAPSS que viajó a los territorios ocupados en abril de 2012, elaborando el Informe sobre la Tortura en el Sahara Occidental 2012, el fanzine “The Lands Scream” y parte de los dibujos de este libro. Junto a ellos, diversos amigos y amigas del Pueblo Saharaui leerán relatos del libro.

Casa Sahara Aminetu Haidar
Calle Virgen del Carmen Dolorosa 7 - Local Exterior Esquina
Jueves 12 de Diciembre de 2013 
20.00 h.

lunes, 11 de noviembre de 2013

domingo, 10 de noviembre de 2013

Inaugurada la primera Escuela de Arte y Derechos Humanos con sede en un campamento de refugiados


ARTifariti 2013 crea una plataforma internacional de universidades e instituciones que respaldarán la sostenibilidad del proyecto

Lectura del Manifiesto de creación de la Plataforma Internacional de Apoyo a la Escuela Saharaui de Arte

Es impulsada por el Ministerio de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID)

La defensa de los Derechos Humanos y el derecho de autodeterminación del Pueblo Saharaui, la protección de su Patrimonio Cultural y la creación de oportunidades formativas y laborales para la juventud refugiada, prioridades de la Escuela.


“No necesitamos tanques, ni kalashnikovs para construir el puente de la solidaridad, necesitamos plumas, guitarras, medios sencillos pero que nos puedan llevar a decir al mundo que existimos, mejor que un discurso político”, afirmaba la Ministra de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Jadiya Hamdi, durante la inauguración de la Escuela Saharaui de Arte; un proyecto que impulsa su ministerio junto a la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID). Este evento tenía lugar en el marco de los VII Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental, ARTifariti 2013, que acaban de finalizar en el campamento de refugiados de Bojador (Tinduf, Argelia) con la participación de artistas y docentes de Argelia, Estados Unidos, España, Italia y México; que han llenado este espacio de color, imágenes, música y propuestas de acción.


En el acto de clausura de los Encuentros se leyó un manifiesto donde se acuerda la creación de la “Plataforma Internacional de Apoyo a la Escuela Saharaui de Arte”, cuyo objetivo será respaldar la sostenibilidad del centro y sus líneas fundamentales de trabajo: la creación de oportunidades formativas y laborales para la juventud refugiada, la reivindicación del respeto a los Derechos Humanos y al derecho de Autodeterminación del Pueblo Saharaui y la protección de su Patrimonio Cultural. Para la firma del documento se habían trasladado hasta los campamentos junto al presidente de la AAPSS, Fernando Peraita, y el delegado saharaui para Andalucía, Abidin Bucharaya; representantes del ayuntamiento catalán de Gavá y de distintas universidades como la Autónoma y la Politécnica de Madrid, la de Sevilla, Nueva York, Adelphi (Nueva York) y las escuelas argelinas de Bellas Artes de Argel, Tipasa y Tlemcen. También habían confirmado previamente su compromiso con este proyecto la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” de México D.F. y la Universidad de Valencia.

La ministra Hamdi resaltó la importancia de la formación artística y cultural de la juventud para el futuro saharaui: “No disponemos de economía propia, pero somos dueños de una inmensa riqueza de hombres y mujeres jóvenes. Todas las instituciones tienen el deber de participar en esta política de formación. La puerta de la liberación llegará más pronto que tarde y debemos preparar a la juventud para que esté a la altura de un estado independiente saharaui”.

La Escuela Saharaui de Arte tiene su origen en los talleres organizados por ARTifariti a partir de 2007, que desde un principio despertaron la ilusión de la juventud saharaui refugiada, encerrada en un exilio sin alternativas de formación, trabajo y ocio que impide su normal desarrollo personal y colectivo. A raíz de esta experiencia, el Ministerio saharaui de Cultura promovió la creación con el apoyo de AAPSS y la Junta de Andalucía de un centro de formación sobre prácticas artísticas como herramientas de transformación social. La Escuela, como responde a la tradición del Gobierno saharaui de recordar a las personas que dieron la vida por su causa, llevará el nombre del “Mártir Salek Mulud Sidi Abdala”.

Jadiya Hamdi dedicó también este acto a las familias saharauis que se encuentran en los territorios ocupados y en las ciudades del sur de Marruecos, “que viven bajo el dominio y el control de la gendarmería marroquí”. “La cultura que hoy ejercemos es en beneficio de la liberación, la que trabaja los Derechos Humanos, cualquier cultura fuera de estos planteamientos no nos convence”, afirmó. Precisamente en esta edición de ARTifariti, cuyo nombre ha sido “La Intifada del Arte”, participó el integrante del Equipe Media, Abdati Foudache, que explicó las dificultades del trabajo clandestino que realizan chicos y chicas saharauis para filmar y poder difundir al exterior noticias de la represión que se vive en las zonas ocupadas. En su presencia, y para que transmitiera este mensaje tras su vuelta a El Aaiún bajo control marroquí, Fernando Peraita pidió “un minuto de silencio en honor a los luchadores al otro lado del muro y en solidaridad con los presos saharauis que están en las cárceles marroquíes”.

El edificio de la Escuela Saharaui de Arte, un proyecto moderno y funcional, ha sido construido bajo la dirección de la arquitecta Charo Escobar que ha utilizado tecnologías sostenibles y participativas para su diseño; un trabajo que ha sido valorado muy positivamente por las autoridades locales. El centro forma parte de un complejo educativo, “El oasis de la Cultura” como lo llama el Manifiesto de creación la Plataforma Internacional que trabajará en su apoyo, en el que ya está en marcha la Escuela de Música.




Antes de la finalización de los Encuentros se invitó a comisariar la proxima edición al artista argelino y curador de la Panafricana 2009, Zoubir Hellal; que finalmente aceptó y propuso la creación de una curadoría colectiva que realizó su primer encuentro acordando trabajar en torno al concepto de “derrumbar muros”, en relación al conocido por los saharauis como el “Muro de la Vergúenza”, el campo de minas más largo del mundo. El comisariado de ARTifariti 2014 está formado junto a Hellal por el artista argelino Walid Aidoud, profesor de la Escuela de Bellas Artes de Tipasa; el curador y profesor de la Universidad de Nueva York, Kirby Gookin; la norteamericana de origen egipcio Enas Al-Aaldin Elmohands, estudiante de Arte en la Universidad de Adelphi; el artista saharaui Moulud Yeslem, el antropólogo y profesor de la Autónoma, Juan Carlos Gimeno, y en representación de ARTifariti, los artistas y comisarios de las ediciones 2009 y 2010, respectivamente, Pamen Pereira y Federico Guzmán, y el presidente de la AAPSS, Fernando Peraita.    



martes, 5 de noviembre de 2013

Intervención de la artista y comisaria de ARTifariti 2009, Pamen Pereira, en el acto de inauguración de la Escuela Saharaui de Arte



Es un honor para mi estar hablando desde esta Escuela.

Estar aquí ahora es una prueba de como la imaginación y la mente pueden construir la realidad.

Cuando La mente creativa se pone en marcha, se activan todos los mecanismos para ir adaptando las ideas a la realidad, resolviendo y sorteando todo tipo de dificultades.

La creatividad es la capacidad de resolver problemas y no está restringida sólo a los artistas.

Con esta fuerza creativa surge ARTifariti en 2007, un proyecto que parecía que perseguir una utopía. Quién nos iba a decir que siete años más tarde estaríamos hablando en la Escuela Saharaui de Arte. Ha sido el esfuerzo, la energía y la confianza  de mucha gente.

Fernando y Edi, gracias por haber sido el alma de esto. Ya sé que solos no lo hubiérais podido hacer, pero lo cierto es que sin vosotros no se habría conseguido.

ARTifariti es el ejemplo de como poner la razón al servicio de la imaginación. La capacidad de crear la realidad  corresponde a la imaginación. La razón es un instrumento útil para sortear los obstáculos que la imaginación se va encontrando.  

Y ARTifariti es un proyecto complejo, realmente difícil de emprender, que confía en el arte como herramienta de transformación social.

Se ha ido haciendo cada vez más fuerte, se ha convertido en un proyecto colectivo que mueve mucha energía a su alrededor y como tal es en sí mismo una gran obra de arte.

Gracias a la confianza, a la tenacidad de creer en el impulso de empujar todos en la misma dirección, de un año para otro se fue solidificando y consolidando no sólo por el dinamismo que se generaba aquí, en los campamentos y en Tifariti, también por la dimensión que iba alcanzando en su proyección hacia el exterior con el objetivo de dar a conocer la causa saharaui. 

En estos años muchos artistas conocieron de cerca la situación de los saharauis en los campamentos, el muro, los desaparecidos, el territorio ocupado, y trasladaron cada uno en la medida de sus posibilidades este mensaje a sus países de origen. Así la onda expansiva se hacía cada vez más grande y el eco llegaba cada vez más lejos.

En  el 2008, con la intervención de los artistas argelinos, ARTifariti cobró nuevas fuerzas. Tengo en mi recuerdo como Tifariti se llenó estos días de su talento, su alegría y su espontaneidad. Desde entonces su impulso es imprescindible para ARTifariti. Gracias de corazón por vuestra fuerza vital, vuestro talento y vuestro entusiasmo. Gracias Karin por hacer eso posible. Estoy de acuerdo contigo que hace falta un gran proyecto, que haga temblar las cosas, miraremos hacia ahí. Gracias Walid  por seguir renovando y ampliando este compromiso
Gracias a todos los artistas que han participado en todas las ediciones por su confianza y su espíritu de lucha. ARTifariti es mucho más que proyectos individuales.

La experiencia me demuestra muchas veces que el fruto de nuestro esfuerzo no es inmediato, todo se toma su tiempo, pero nunca perdáis la confianza en luchar por lo que creéis.

La Escuela Saharaui de Arte es un ejemplo de esta  tenacidad. Un sueño hecho realidad. La imaginación le ha dado cuerpo.

Yo estoy emocionada de estar aquí y me siento orgullosa de formar parte de esto. Es un día especial. Esta Escuela consolida muchos esfuerzos, le da cuerpo y raíces a ARTifariti y lo resitúa  en el mundo cara a otras propuestas como la futura Residencia de Artistas. Establece un centro de acción y por eso quiero dar las gracias muy especialmente a Monsieur Kaddour Athmane que firmara el hermanamiento de esta Escuela con Escuela Regional de Bellas Artes de Tipasa. Es realmente importante este apoyo.

Finalmente os pido que nunca dejéis de confiar en vuestra capacidad de cambiar el mundo, el arte es el lenguaje de la emociones, una herramienta del alma, así que no debe fronteras ni límites de ningún tipo.

Y cuando veáis que la ley es injusta, ¡desobedecerla!  Sólo entonces habrá cambios importantes. Así que nunca os rindáis, no dejéis de luchar por lo que creéis justo. Entre todos construiremos Tierra Libre.

Pamen Pereira  
Campamento de Boujdour, Tindouf (Argelia).
5 de Noviembre de 2013.


viernes, 1 de noviembre de 2013

Mañana comienza ARTifariti 2013 en los campamentos de refugiados saharauis bajo el nombre de “La Intifada del Arte”

Cartel de Mohamed Sulaiman

Del 2 al 9 de Noviembre se celebran en el campamento de refugiados saharauis de Bojador, junto a la ciudad argelina de Tinduf, los VII Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental, ARTifariti 2013, con la participación de artistas de África, América y Europa. Esta séptima edición de los Encuentros, denominada “La Intifada del Arte”, reflexionará a través de una mirada retrospectiva a sus seis ediciones sobre la utilidad de las prácticas artísticas para visibilizar situaciones de injusticia social y, entre ellas, el conflicto del Sahara Occidental, la última colonia de África.

“ARTifariti ha permitido llamar la atención de ojos esquivos, no interesados en las reivindicaciones políticas de un pueblo al que se intenta sin éxito acallar. Su lenguaje que interpela a los sentidos, universalmente comprensible, habla desde el compromiso y la solidaridad de la causa saharaui. Sus autores, creadores saharauis y del resto del mundo, participan de esta nueva forma de Intifada que a través del Arte expresa el dolor del pueblo saharaui y sus reivindicaciones”, dice sobre este Encuentro la defendora de Derechos Humanos reconocida internancionalmente Aminetu Haidar.

ARTifariti nació en 2007 como una acción colectiva contra el Muro de la Vergüenza, el campo minado más largo del mundo, que divide en dos el Sahara Occidental y separa a las familias saharauis entre la ocupación y el exilio. El eje central de estos encuentros ha sido la denuncia de la violación de los derechos del Pueblo Saharaui, articulados en torno a su derecho fundamental a la autodeterminación. Su nombre pretende resignificar la ciudad saharaui de Tifariti, bombardeada por la aviación marroquí con napalm y fósforo blanco en 1991, el mismo día del alto al fuego, provocando una gran masacre.

Este Encuentro es un arma pacífica para reivindicar a través del Arte los derechos de las personas y los pueblos a su tierra, su cultura, sus raíces y su libertad. En seis ediciones ha reunido a más de 200 creadores comprometidos con la transformación social de 40 nacionalidades. Entre los españoles participantes: Antoni Abad, Miquel Barceló, Esther Ferrer, Federico Guzmán, Javier Mariscal, Los Torreznos, Muntadas, Santiago Sierra e Isidoro Várcarcel Medina. Junto a ellos, artistas europeos como la aelmana Eva Lootz, la inglesa Emilia Telese y el sueco Carl Michael Von Hausswolff; asiáticos como la japonesa Kimiko Nonomura; nortamericanos como Mel Chin, Maura Sheehan, Robin Kahn y Terry Berkovich; y latinoamericanos, cuya presencia es cada vez más importante en el festival, como Claudia Martínez (Argentina), Fernando Pertuz y Ana Millán (Colombia), Marcelo Legrand (Uruguay), Rolando de la Rosa (México), Rosamar Corcuera (Perú) o Víctor Parra (Venezuela). ARTifariti es un proyecto del Ministerio de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática RASD y la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla AAPSS.